39. Confinados

«Si los de fuera creen enloquecer por pasar un par de semanas sin salir al exterior,
¿no significará que la locura también está presente en ellos?»

Llevo diez años confinado, así que comprended que no me angustie demasiado la idea de que todo el mundo viva por unos meses lo que llevamos años viviendo nosotros. Estar encerrado no es tan malo… sobre todo ahora que sé que no somos los únicos.

Continuar leyendo 39. Confinados

38. Contagio de Libertad

«La muerte de nuestros mayores nos da pánico: los amamos demasiado como para dejarlos partir, pero no tanto como para cuidar de ellos«

De la conjunción de los Cuatro Elementos y sus protectores, emergen fenómenos climáticos y naturales, pero también surgen grandes plagas o epidemias. Y, como resulta evidente, este es el caso que nos ocupa en la actualidad.

Continuar leyendo 38. Contagio de Libertad

8. Estúpidas listas

«Las listas nos atontan: nos dicen lo que es más bueno y lo que es más malo;
nos empujan a crear fantasías respecto a lo que vale o no la pena en este mundo.»

A los seres humanos nos encantan las listas… incluso a los inmortales, como los Eternos; o los Almastë, que son humanos pero sin ser del todo humanos. De los seres no humanos no puedo hablar, porque apenas he hablado con ellos.

Sé que la mayoría de enanos se desvanecieron, que los duendes de los bosques ya no se muestran en casi ningún bosque, y los jotuns… bien, de ellos es difícil poder incluso decir que les guste algo que nos sea el simple hecho de estar vivos. Los elfos oscuros quizás sí tengan cierto aprecio a ordenar cosas de menor a mayor, de otro modo no se entendería que hubieran tenido caudillos tan importantes como la Diosa Blanca. Sin embargo, es imposible hablar con ninguno de su especie en los tiempos que corren sin pagar por tu vida, sobretodo después de que juraran odio eterno al ser humano y optaran por regresar bajo tierra.

Continuar leyendo 8. Estúpidas listas

7. ¿Represión?

«La verdad encerrada en una única cabeza se torna locura,
pero compartida con el mundo adquiere, al fin, verdadero sentido.»

Lo llaman contención… cuando quieren decir represión. Creen que necesitamos sus límites para no desbordarnos y enloquecer. Y es justo lo contrario: es por sus injustos límites que se nos impide expresarnos y acabamos enloqueciendo.

No he podido escribir en meses. No me han dejado. En realidad no han podido evitarlo… pero tuvieron éxito impidiendo que lo hiciera en abierto. No importa, he continuado haciéndolo en mis cuadernos. He tomado notas desde entonces… y ahora me dispongo a compartirlas.

Continuar leyendo 7. ¿Represión?