39. Confinados

«Si los de fuera creen enloquecer por pasar un par de semanas sin salir al exterior,
¿no significará que la locura también está presente en ellos?»

Llevo diez años confinado, así que comprended que no me angustie demasiado la idea de que todo el mundo viva por unos meses lo que llevamos años viviendo nosotros. Estar encerrado no es tan malo… sobre todo ahora que sé que no somos los únicos.

Continuar leyendo 39. Confinados

38. Contagio de Libertad

«La muerte de nuestros mayores nos da pánico: los amamos demasiado como para dejarlos partir, pero no tanto como para cuidar de ellos«

De la conjunción de los Cuatro Elementos y sus protectores, emergen fenómenos climáticos y naturales, pero también surgen grandes plagas o epidemias. Y, como resulta evidente, este es el caso que nos ocupa en la actualidad.

Continuar leyendo 38. Contagio de Libertad

35. Renacer a la Locura

«Cuando uno vive por encima de sus posibilidades…
la única posibilidad que le queda es abocarse a morir en su locura»

Y así fue como terminé siendo inmortal.
Incluso antes de recordar todas mis vidas… Mi cuerpo se inmortalizó antes de que lo hiciera mi mente y sus memorias. Y precisamente ese fue el paso que me arrancó de mi nueva y acomodada vida y me lanzó de lleno a la locura.

Continuar leyendo 35. Renacer a la Locura

26. Cambio de mirada

«Cuando se nos llama enfermos automáticamente se nos está reconociendo como seres incompletos, rotos, o peores que los «sanos» Se nos mira como si estuviésemos mal.»

Como he dicho, por aquel entonces yo ya estaba rozando un estado de demencia preocupante, cada vez más desconectado de la realidad irreal de aquel lugar. Por decirlo de otro modo, estaba perdiendo la línea de consciencia que mantenía mi sensación de que mi cuerpo físico estaba encerrado en un psiquiátrico.

Continuar leyendo 26. Cambio de mirada

25. Nuevo Matamentes

«Me estaba volviendo loco. Y eran aquellos que supuestamente se encargaban de curar
mi locura, los que estaban consiguiendo ahogarme en ella…»

Oskar… ay, Oskar… Hoy voy a hablar de ti.

Lo cierto es que cuando entró en el hospital no me causó buena impresión. Es normal teniendo en cuenta que, para entonces, él pertenecía al enemigo: lo presentaron como el nuevo psiquiatra, experto en tratar todo tipo de esquizofrenias, aunque su juventud y el porte despreocupado que gastaba le daban un aspecto poco habitual entre sus iguales. Primero pensé que se trataba de otro paciente, y cuando supe quién era, pensé que ya habían caído las vendas y comenzaban a aceptar que estaban peor ellos que nosotros.

Continuar leyendo 25. Nuevo Matamentes

24. La paradoja del recuerdo

«Puedes continuar creyéndote la historia que te empujó a ser quien crees que eres,
o reinventarla para imaginarte distinto.»

Sostengo que no quiero recordar, pero aquí dentro no hay mucho más por hacer. O recuerdas el ayer o anticipas el mañana… y ambas cosas vienen a ser lo mismo: juguetear con la imaginación. A veces he pensado que estar encerrado es una oportunidad para revisar hechos del pasado con el fin de reformularlos para que duelan menos… Ahora no creo que sea una opción: estar encerrado te obliga a recordar. Te fuerza a revivir y repensar. Puedes continuar creyéndote la historia que te empujó a ser quien crees que eres, o reinventarla para imaginarte distinto. Y, créeme que, si eres capaz de imaginarte distinto, significa que ya eres distinto.

Continuar leyendo 24. La paradoja del recuerdo

19. De dónde surgen los cuentos…

«Para un hombre que necesita ver con sus ojos todo lo que ama,
aprender a amar lo invisible acabará siendo su mayor liberación.»

Desde que mi ángel bajó a mi tierra, ni siquiera quería quedarme delante de la tele con mi madrastra. Durante los primeros meses de convivencia fue el único momento de distensión que compartimos, por eso ella me exigía ahora que me quedara haciéndole compañía como antes. Pero ya nada era como antes, ahora que había aparecido ella. Si me quedaba delante de la tele, iba a perderme la única cosa que verdaderamente quería ver.

Continuar leyendo 19. De dónde surgen los cuentos…

13. El Sistema

«Si la gente de la calle siente que no es libre por culpa del sistema…
¿qué crees que sentimos los de aquí adentro?»

Aunque no lo parezca, uno no nace encadenado al sistema. Uno se encadena al sistema cuando pretende luchar contra él y sus infinitas injusticias.

El sistema es el mundo exterior, da igual quién parezca controlarlo o gobernarlo. Mejor dicho: el sistema es tu creencia de que el mundo exterior tiene poder sobre ti. ¿Y quién no cree eso? Todo el mundo pertenece al sistema porque todo el mundo cree que ese mundo y sus poderes tienen influencia sobre él.

Continuar leyendo 13. El Sistema

12. Movido por la Ingenuidad

«Cuando te crees esclavo del sistema, juzgado por sus ideales
u oprimido por sus injusticias, te estás esclavizando a ti mismo.»

Yo nunca sentí que pudiera volar, pero sé que he ayudado a otros a que lo hicieran. Siempre les previne de cuidar sus palabras, de la importancia de confiar en la vida sin dejar de confiar en el propio instinto que te susurra “a éste sí, a éste no”. No es lo mismo ser confiado, que ser ingenuo. Confiar en ti o en el destino no está reñido con desconfiar de aquellos que no confían en nada excepto en el control.

Continuar leyendo 12. Movido por la Ingenuidad

11. El Arte de Volar (2a Parte)

«El ser humano siempre quiso volar, y cuando uno descubrió cómo hacerlo,
el resto lo tachó de loco e impidió que lo hiciera.»

Daba igual las formas que emplearan los psiquiatras y terapeutas, o el personal de enfermería…, no hubo manera de hacerle ver que esos vuelos los imaginaba él, que todos esos viajes nocturnos los creaba su cabeza. Porque él sencillamente respondía que sí, que también todas las percepciones de los médicos procedían de sus cabezas, y que él no los juzgaba por eso. Era un enfermo difícil, no por agresivo, sino porque, a pesar de estar medicado, conservaba sorprendente agilidad mental y, a menudo, por sus afinadas respuestas parecía más listo que el personal médico. Por eso nadie conseguía derrotar sus delirios a través de la lógica, ni aplacar sus alucinaciones sin que él les diera la vuelta y los hiciera replantearse si no estarían todos alucinando también con él.

Continuar leyendo 11. El Arte de Volar (2a Parte)