39. Confinados

«Si los de fuera creen enloquecer por pasar un par de semanas sin salir al exterior,
¿no significará que la locura también está presente en ellos?»

Llevo diez años confinado, así que comprended que no me angustie demasiado la idea de que todo el mundo viva por unos meses lo que llevamos años viviendo nosotros. Estar encerrado no es tan malo… sobre todo ahora que sé que no somos los únicos.

Continuar leyendo 39. Confinados

38. Contagio de Libertad

«La muerte de nuestros mayores nos da pánico: los amamos demasiado como para dejarlos partir, pero no tanto como para cuidar de ellos«

De la conjunción de los Cuatro Elementos y sus protectores, emergen fenómenos climáticos y naturales, pero también surgen grandes plagas o epidemias. Y, como resulta evidente, este es el caso que nos ocupa en la actualidad.

Continuar leyendo 38. Contagio de Libertad

37. Mente Vieja

«Me encarcelaron por haber atentado contra mi mismo;
aunque ellos pensaron que había dañado a otro»

Una vez dentro de la comisaría, la conversación que se estableció entre el policía que atendía y lo que quedaba de Eric Lleiva no pudo ser más surrealista. Quizás hubiera iniciado una nueva etapa, pero todavía la estaba enfocando desde mi vieja mente.

Continuar leyendo 37. Mente Vieja

+ El Loco +

«Tenía “la valentía del loco”: esa osadía que lo movía a compartir y defender sus constantes
delirios de grandeza con cualquier persona que se cruzara en su camino»

La muerte de sus padres adoptivos, los únicos que lo acogieron… Esa era una de las razones que lo convirtieron en un muchacho triste, solitario e imprevisible: extremadamente tímido a momentos, radicalmente extrovertido y peligrosamente molesto en otros. Sin embargo, no era esa la única razón; y, sin lugar a dudas, tampoco fue tan trágica pérdida la que terminó motivando la gran animadversión que sentían sus vecinos hacia él.

Continuar leyendo + El Loco +

+ El Huérfano +

«Se creía que era huérfano, dado que había llegado al pueblo de muy joven:
con apenas seis años y sin ningún tipo de acompañante»

Un día, según me describieron, un cálido torsdag1 de inicios de primavera, un joven llamado Trud no salió a orar; o en otras palabras: faltó a su principal obligación como habitante de Solem Montoro.

Continuar leyendo + El Huérfano +