27. Guardián de Historias

«Aún estaba plenamente encarnado en este cuerpo humano,
limitado además por las viejas estructuras de mi cuadriculada mente.»

Oskar me ha pedido que continúe explicando qué ocurrió después de que Liliane me encomendara ocuparme de la biblioteca. Imagino que quiere entender cómo llegué a alcanzar la inmortalidad si, por aquel entonces, todavía era incapaz de considerar que un conjunto de libros pudieran abarcar los secretos de la Eternidad… Muy sencillo: cuando murió Dora y Liliane apareció ante mi, yo todavía no era inmortal. Mi espíritu sí lo era, por supuesto… Todos lo son. Pero no mi cuerpo. Aún no.

Continuar leyendo 27. Guardián de Historias

23. Bibliotecario

«Una biblioteca es un universo que trasciende el tiempo,
donde convergen historias del pasado y del futuro más allá de cualquier límite.»

¿Y qué podría hacer yo en todo esto? Dijiste que tu libro hablaba de mi, ¿no?

Sí, pero solo al final. Hiciste algo que, en lugar de mejorar la situación, terminó por empeorarla. Sin embargo, tengo ciertas esperanzas. Aunque no puedo contarte demasiado al respecto… o corremos el riesgo de alterar la historia alternativa que he imaginado. Y si no la he escrito es porque, principalmente, existen demasiadas posibilidades de que pueda alterarse.

Continuar leyendo 23. Bibliotecario

22. El Fin (de la Imaginación)

«Nadie escribe nada, son las propias vidas vividas
las que deciden transcribirse a si mismas para inmortalizarse.»

Lo sé, lo leí en la biografía de la bibliotecaria, Dora. ¿Qué tienes que decirme?

Hay un libro que he estado escribiendo… Aún no lo he terminado, pero habla de ti –aseguró, poniéndome los pelos de punta–. Aunque en mi imaginación eres algo mayor, así que aún no tienes la edad del personaje del que he escrito. Todavía tienes tiempo.

¿Tiempo para qué?

Continuar leyendo 22. El Fin (de la Imaginación)

21. La escritora

«No hay respuestas ni revelaciones satisfactorias para aquellos que sueñan en confabulaciones.»

Encendí las luces nada más entrar en la sala, y descubrí varias estanterías, más sucias y empolvadas que las del piso de abajo. Era un lugar como detenido en el tiempo, como si hubiera surgido de una novela de misterio del siglo pasado. Pero ahí estaba yo, un hombre huraño y extraño de este mismo siglo.

Continuar leyendo 21. La escritora

19. De dónde surgen los cuentos…

«Para un hombre que necesita ver con sus ojos todo lo que ama,
aprender a amar lo invisible acabará siendo su mayor liberación.»

Desde que mi ángel bajó a mi tierra, ni siquiera quería quedarme delante de la tele con mi madrastra. Durante los primeros meses de convivencia fue el único momento de distensión que compartimos, por eso ella me exigía ahora que me quedara haciéndole compañía como antes. Pero ya nada era como antes, ahora que había aparecido ella. Si me quedaba delante de la tele, iba a perderme la única cosa que verdaderamente quería ver.

Continuar leyendo 19. De dónde surgen los cuentos…