+ … Tierra +

«Si se sigue irritando al monte, arrancando sus materias primas y robando sus maravillosos tesoros, nadie cuidará de nosotros cuando estalle su furia»

-Al llegar, encontraron picos y otras herramientas en el suelo, y también restos de ropa destrozada además de algunas manchas de sangre en la superficie y la pared.

Continuar leyendo + … Tierra +

+ Piedras y… +

«Cuando el primer turno estaba a punto de terminar y los mineros se disponían a ir a comer, Bjorn, un joven de nueve años, salió un momento al exterior de las galerías»

-Según parece, nada nuevo aconteció hasta diez meses después. Justo el día en que se cumplía un año del incidente en la Montaña… —subrayó Frei, que no cesaba de hablar, emocionado con esa historia presuntamente secreta.

Continuar leyendo + Piedras y… +

+ Oro +

«Ahora una nueva noticia había surgido y se extendía por toda la aldea:
habían encontrado oro»

-Los aldeanos también ignoraron esta segunda desgracia y la describieron como «un trágico accidente», argumentando que las llamas debían haberse filtrado al excavar demasiado profundo y por culpa de alguna imprudencia con las antorchas, debido a una posible fuga de vapor o gas subterráneo.

Continuar leyendo + Oro +

+ Fuego +

«Una tarde, los picapedreros que trabajaban en las cavidades del interior del monte, extrayendo piedras y otros minerales, encontraron algo deslumbrante»

-El segundo extraño suceso ocurrió un mes más tarde. La situación parecía haberse calmado y ahora ya nadie dormía a la intemperie, sino en casas de madera y piedra.

Continuar leyendo + Fuego +

38. Contagio de Libertad

«La muerte de nuestros mayores nos da pánico: los amamos demasiado como para dejarlos partir, pero no tanto como para cuidar de ellos«

De la conjunción de los Cuatro Elementos y sus protectores, emergen fenómenos climáticos y naturales, pero también surgen grandes plagas o epidemias. Y, como resulta evidente, este es el caso que nos ocupa en la actualidad.

Continuar leyendo 38. Contagio de Libertad

F. Los Cuatro Agentes

«Como los Cuatro Elementos no estaban vivos, tampoco podían morir;
tan solo eran capaces de transformarse»

De esas cuatro Emociones negadas y proyectadas, emergieron pues los Cuatro Elementos. Y a cada uno de ellos, como una representación externa de la bestia rechazada por la Consciencia que había aprendido a juzgar y separar, le fue atribuído un Agente responsable de manipular y gestionar su energía:

Continuar leyendo F. Los Cuatro Agentes

E. La Voz del Alma

«El Aire que respiramos nos proporciona así breves instantes de Alegría,
porciones de felicidad tan etéreas e invisibles como el mismo Aire que las representa»

Es la Voz del Alma quien nos recuerda la Verdad a cada instante, aunque solo puedan escucharlo aquellos que están dispuestos a vaciar sus instantes y dejarlos en auténtico silencio. Ella evoca las verdades acerca de lo ocurrido y rememora, con cada nuevo aliento, la realidad de lo que somos y jamás dejamos de ser.

Continuar leyendo E. La Voz del Alma