+ El Sueño del Huérfano +

«Eran los fragmentos de un pasado enterrado que se arremolinaban entre las lagunas llenas de imágenes y vivencias de mis otras once vidas.»

No existe mejor título para bautizar cómo se produjo el sueño de mi primera vida; de cómo se construyó la fantasía de esa primera identidad.

Durante diez años encerrado en este hospital he tenido mucho tiempo libre… libre, qué irónico. Durante diez años he gozado de tiempo suficiente como para transcribir algunas de las marañas que se aglomeran en mi mente… A lo largo de todo ese tiempo escribí un libro apoyándome en las extrañas percepciones y visiones que me sobrevenían. Ahora ya sé que no eran solo visiones… Ni tampoco delirios o alucinaciones, tal y como les gustaba creer aquí. Siempre he sabido, en realidad, que eran algo más. Por sostener eso, entre otras cosas, me encerraron aquí.

Eran los fragmentos de un pasado enterrado que se arremolinaban entre las lagunas llenas de imágenes y vivencias de mis otras once vidas.

Es el relato de cómo empezó todo.

De cómo he alcanzado la inmortalidad.

De cómo llegué a ser lo que soy ahora… un Hijo de la Eternidad.

La vida de Werfal

Aquí os presento el inicio de esta crónica. El comienzo de la vida de Werfal… No su nacimiento o su crianza, sino el momento en que Werfal empezó a vivir de verdad: cuando descubrió que, en realidad, era mucho más que ese falso nombre.

Este es el trabajo que he llevado a cabo durante los últimos meses en el taller de informática e ilustración: aprovechando de algún modo la prohibición de escribir en mi Blog, he creado una introducción a mi mundo original mezclando dibujos, fotografías de cuando estaba fuera (gracias Oskar por facilitarme el acceso a mi disco duro) y mi voz de hoy.

Espero que os guste.

error

Deja un comentario

RSS
Facebook
Facebook
Instagram
YouTube
Sígueme por Email